miércoles, 21 de mayo de 2008

LA INCOGNITA


La noche tarda
en develar testigos
las erráticas sombras
vigilan mi escondite.
Alguien inventó la palabra
la tinta fatal, irresistible
goteando en el papiro
bajo el cáliz azul del pensamiento.
Una congregación de animales
festejan en el obelisco
es hora de contar
la verdadera historia
la raza humana ha destilado sangre
ellos se ocuparán de hacer justicia.
La vida se escribe sola
en el callejón del recuerdo.
El poeta intenta rescatar imágenes
inútil intento de fotografiar la muerte.
La misión está oculta
jamás sabrás de donde naciste
la vagina es un medio, tu madre,
el ombligo rosado, tu llanto coloquial.
Escribieron tu nombre, te inventaron
nunca estuviste muerto ni vivo.
Tu mano empezó a gotear poesía
y después nació tu sexo
tus piernas son dos lápices
eres nena o varón?
Hay un duende poeta
recitando en mi cabeza
me aturde y me fascina
su pervertida lengua.
Acabo de darme cuenta,
de esta trampa siniestra,
mi lápiz siempre estuvo al revés
nunca escribí mi nombre
ni un poema, ni una carta.
Me engañaron, mi lápiz está maldito.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Poesía de corte existencial,con un planteo original y con un uso interesante del verso y las metáforas. Logra "inquietar" suficientemente al lector.El lápiz al revés en sus manos logra su efecto surrealista y dramático.

Mezzosoprano dijo...

Que hermoso don poder expresar los sentimientos y formar hermosas poesías.
Yo no lo tengo y admiro a quien puedo hacerlo.
Alicia, muchisimas gracias por tu mensaje en mi blog. Quedé ancha :D

Un abrazo!
Mariela

Patoy dijo...

Maravilloso Alicia... :D... No tengo más palabras... felicidades.

Alejandro MC dijo...

Qué interesante lo de que "la vida se escribe sola en el recuerdo". También, a veces, se borra sola, en el recuerdo...