miércoles, 21 de mayo de 2008

LA INCOGNITA


La noche tarda
en develar testigos
las erráticas sombras
vigilan mi escondite.
Alguien inventó la palabra
la tinta fatal, irresistible
goteando en el papiro
bajo el cáliz azul del pensamiento.
Una congregación de animales
festejan en el obelisco
es hora de contar
la verdadera historia
la raza humana ha destilado sangre
ellos se ocuparán de hacer justicia.
La vida se escribe sola
en el callejón del recuerdo.
El poeta intenta rescatar imágenes
inútil intento de fotografiar la muerte.
La misión está oculta
jamás sabrás de donde naciste
la vagina es un medio, tu madre,
el ombligo rosado, tu llanto coloquial.
Escribieron tu nombre, te inventaron
nunca estuviste muerto ni vivo.
Tu mano empezó a gotear poesía
y después nació tu sexo
tus piernas son dos lápices
eres nena o varón?
Hay un duende poeta
recitando en mi cabeza
me aturde y me fascina
su pervertida lengua.
Acabo de darme cuenta,
de esta trampa siniestra,
mi lápiz siempre estuvo al revés
nunca escribí mi nombre
ni un poema, ni una carta.
Me engañaron, mi lápiz está maldito.

miércoles, 7 de mayo de 2008

REVELACIÓN


Tengo miedo.
Mi casa es una vela,
lentamente, se apaga.
Afuera, el viento, desata los demonios.
Seres extraños bailan en ronda.
Hay un cofre de lágrimas en el cielo.
¿Apocalipsis?...
Estoy viviendo en otro tiempo,
esta no es mi casa
mis objetos adolecen
las ojeras de mi cuarto
suben por las paredes.
No logro dilucidar este misterio,
veo una máscara egipcia,
tiene un dejo de mí misma.
Siento un escalofrío,
me espanta mi antigüedad.
Hace siglos que existo
y aún no se derrumba este escondite.
No soy tan joven como aparezco,
es una excusa para escapar del mundo.
Estoy petrificada en el mismo dibujo,
sentada en el jardín, inmóvil,
esperando que vuelvas.
Los pájaros se alimentan de mis senos,
beben un líquido azul
se mueren al instante.
Al otro día reviven,
destellos de colores en el cielo.
Se oye una melodía a lo lejos,
es tenebrosa y excitante, me pierdo.
Están pintando mi calavera
en el mural del tiempo.
Se distingue mi expresión de éxtasis.
Me dibujan muerta,
me dibujan viva.
Pido clemencia,
están jugando con mi alma.
Esta noche está poblada de finales.
Algo sucederá y no estaré para escribir la historia.

EL VIAJE


Alguien me espera.
No llegaré.
Solo viajo desnuda
no hay tiempo
de parajes inútiles
bajo la carne ausente.
Apenas puedo cargar
con esta mariposa
que liba de mis senos para esquivar la muerte.

ALABADO SEAS


Clítoris de mariposa,
colores palpitantes
suplican copulación.
Clítoris de perra ausente
ladridos, abstenerse.
Clítoris de gata vieja,
gemidos lejanos
en los templos antiguos.
Clítoris de mi madre,
salutación anticipada
de mi llegada al mundo.
Mujeres olvidadas,
despojadas de clítoris,
vejámenes de hielo.
Clítoris de mis versos,
la pluma gime, víctima.
Clítoris atemporal,
el privilegio de existir.
Ensalada de clítoris,
frutas y hortalizas
juegan con su sexo.
Mujer irresistible,
guitarra temblando
en las manos de un hombre.
Caldo de clítoris,
flores deshojándose
bajo los hilos de la lluvia.
Clítoris a medianoche,
la luz intermitente de los cuerpos.